PC
Now Reading
[REVIEW] Assassin’s Creed: Valhalla | PC powered by Asus RoG Zephyrus G14
Contents

#PAWAdictos! Gracias a Ubisoft Latinoamérica, tuvimos la oportunidad de jugar «Assassin’s Creed: Valhalla«, la última entrega de la saga de asesinos. Hemos pasado desde Noruega a nuevas tierras, pasando por Asgard y nos regocijamos en el Valhalla. ¿Cómo lo encontramos? Toda nuestra aventura y más, te lo contamos con esta reseña, aquí en PAWA.

La saga de Assassin’s Creed (AC) ha pasado por diversas fases, siendo la más interesante esta última etapa iniciada en AC:Origins. De este título, no solo cambiaron las mecánicas y el motor del juego, si no además nos interiorizamos en el universo previo a las aventuras de Ezio en adelante, y en donde nos sumergimos en el origen de la Hermandad (u Orden) de los Asesinos. Luego, en AC:Odyssey no solo nos sumergió más en la trama, además añadió elementos RPG, aventuras mitológicas y otras mecánicas que, aunque contenía algunos fallos, bastaban para otorgar entretenimiento y desafíos.

Y ahora, gracias a AC:Valhalla, hemos llegado al cierre de lo que es esta saga de orígenes mitológicos. En esta entrega, el equipo toma aspectos de los juegos anteriores y plasma identidades para conectar esta saga con lo que vendría siendo el origen de los juegos previos de AC. Además, esta saga nos entrega indicios de lo ocurrido en el lore principal de la saga y que nutre aun más la historia. Teniendo varias expectativas, ¿está este título a la altura de los que los fanáticos esperan? Revisemos…

Historia

La historia sigue la línea argumental de AC:Origins y AC:Odyssey, con Layla Hassan continuando su línea de investigación. En esta ocasión estaremos detrás del rol de Eivor, de descendencia Nórdica y situado en los inicios de la Edad Media (873 DC). Después de una incursión de su hermano Sigurd, se encuentran con un misterioso y enigmático par de individuos con túnicas bastante peculiares, quienes le hablan de una misión profética. Justo en ese periodo, su territorio y clan está sufriendo por el hacinamiento y las guerras por conquistas de territorios. Esto llevó a los hermanos y un grupo de vikingos a tomar la drástica decisión de abandonar Noruega con la misión de ir a Inglaterra, tierra de varios reyes.

En este territorio hostil y con diversos climas, no solo tienen la misión de unirse en la conquista y expansión nórdica, si no además forjar alianzas y posicionar a su formado clan. Pero no será fácil, ya que los pone en conflicto con los reinos anglosajones de Wessex Northumbria, Estanglia y Mercia, con quienes tendrás que llegar a acuerdos o luchar por las tierras. Pero además, tendrás que hacerle frente a la Orden de los Antiguos, un grupo encargado de corromper y controlar a todo el reino. Y, además, podrás averiguar más sobre el origen de los Dioses antiguos.

Gameplay

Tal como sus antecesores, este juego se sitúa en un contexto histórico ficticio. Partimos en los hermosos y fríos parajes noruegos, pasando por el vasto territorio inglés, y con pinceladas de algunos territorios legendarios que tendremos la oportunidad de explorar. Durante el primer territorio (Noruega), se nos explicará las mecánicas del juego y nos irán introduciendo en las novedades que vienen en el juego. Ya en el segundo territorio (Inglaterra), donde se lleva a cabo gran parte del juego, se nos presentan 2 elementos que son los pilares de esta entrega. Por una parte, contamos que ahora tenemos una base donde iremos construyendo y mejorando algunas edificaciones. Por otra parte, el juego se centra en la exploración y conquista de territorios. Cada uno de estos territorios tendremos que realizar algunos objetivos para poder ir fortaleciendo el clan y, de esta manera, forjar alianzas.

A pesar de que el juego cuenta con una lineal argumental, la cual en un inicio la podemos seguir sin muchos problemas ni dependemos de otros factores para continuar, ya estando en Inglaterra, la trama se pierde en algunos momentos y se centra en los pilares mencionados anteriormente. Para las primeras horas de juego, resulta algo refrescante el hecho de poder contar con nuevas mecánicas y formas de explorar el mundo, los cuales fácilmente pueden digerirte 20 horas antes de tener la necesidad de seguir con la trama. Pero ya pasado ese tiempo (el veranito de San Juan), se empieza a hacer latente el hecho de que dependes si o si de ir desbloqueando territorios y subiendo el nivel de tu territorio para continuar. Esto, lamentablemente, genera una sensación de que aumentan artificialmente la duración del juego para obligarte a explorar todo el mapa y realizar las misiones secundarias, que a la larga no lo son. En los momentos finales del juego, no solo habrás consumido sobre 50 horas de juego (acá completamos 112 horas de juego para finalizar un 96% del contenido), además habrás explorado y realizado sobre el 90% de las misiones secundarias de forma casi obligatoria.

Lo anterior nos pone en un contrabalanza de la pregunta clave en los videojuegos ¿Cuánto contenido consideramos suficiente que exista en una trama principal? Por que no es lo mismo que un juego tenga unos 16 o 20 horas de trama principal, a que 50% del de ese tiempo dependa de misiones secundarias para seguir con la historia. Ya tuvimos que lidiar con esta situación cuando hicimos la reseña de Avengers, y nos extraña que hayan tomado esa decisión, siendo que Odyssey tenía un balance bastante decente entre contenido principal y secundario (aunque repetitivo a ratos). Hubiera sido mejor que, esas opciones, las dejaran como alternativa para los que deseen completar el 100%. Lo peor de todo, es que luego de completar muchas de las ramas secundarias. El problema, es que este es un síntoma de los mundos abiertos que no es fácil de solucionar, y que estaremos viendo muy a menudo, sobre todo cuando el contenido secundario resulta iterativo y, luego de muchas horas, genera aburrimiento.

En cuanto al sistema de combate, equipo y progresión, este juego en un inicio cuenta con un balance bastante equilibrado durante las peleas. Pero luego, este sistema queda bastante roto cuando empezamos a aplicar los puntos de mejora de habilidades (hablaremos de ello en el siguiente punto). Uno de los problemas que encontramos, es que a diferencia de Odyssey, este juego cuenta con muy poco equipamiento (debido a que los enemigos ya no sueltan equipo como parte del loot). En comparación, acá nos encontramos que el sistema de progresión es más clave que el equipo. Salvo la parte final del juego, en ningún momento cambiamos el equipamiento inicial, lo cual es bastante raro en un RPG, pero no tuvimos la necesidad.  Lo otro que notamos con todo esto, fue que el uso de habilidades no resulta orgánico en el combate. El uso de una habilidad corta cualquier combo y salta a una animación forzada en momentos y que salvo algunas, carecemos de control. Esto se hace notorio luego de llevar muchas horas de juego, y cada vez que progresábamos en la trama nos generaba cierto descontento.

Volviendo al sistema de progresión, este juego, a diferencia de sus anteriores, tiene un sistema de puntos de habilidades en forma de «constelaciones». Este sistema se ramifica en 3 áreas: Cuerpo a cuerpo, a distancia y sigilo. En la medida que avanzamos en las constelaciones, se van revelando nuevas progresiones y habilidades que se pueden ir desarrollando. La desventaja de esto, es que a menos que leas una guía, difícilmente tendrás una noción de las habilidades disponibles, lo cual puede jugar en contra para planificar tu crecimiento. Lo bueno, es que si no te gusta, puedes revertir sin problemas los puntos que inviertes, lo cual lamentablemente deja una sensación de que toda progresión sea una suerte de prueba y error. En este punto, te recomendamos que inviertas tus puntos para ir desbloqueando lo más posible para luego ir planeando tu crecimiento (y suerte, por que en total son 400 puntos para invertir). En nuestra experiencia, luego de algunas horas invertidas (cuando ya invertimos alrededor de 100 puntos), dejó a nuestro personaje bastante «roto». Nuestro vikingo podía asesinar a destajo, o bien, puede ir de frente sin necesidad de preocuparse de los enemigos. Las únicas amenazas resultaron ser la caza de algunos animales mitológicos y enfrentamiento de algunos personajes «jefes», pero salvo por ello nuestro nórdico era imbatible. Ya con 250 puntos invertidos, ni valió la pena seguir incrementando las habilidades del personaje (lo incrementábamos cuando se acumulaban 25 puntos).

En cuanto a la historia, este juego contiene una vasta cantidad de referencias y guiños, tanto a personajes históricos como también algunos «easter eggs« a ciertos elementos de la cultura británica y noruega. De contenido no se queda atrás, y para muchos fanáticos de la cultura pueden llegar a satisfacerse y nutrirse con todos estos. Lo malo, es que muchos de los personajes referenciados sirven, en gran medida, de las misiones secundarias, y muchas veces la interacción llega solamente a ser una experiencia limitada. Con tantos territorios y guiños, es fácil perderse en quien es quien y al final te acordarás de solamente los más recientes. Las únicas experiencias que encontramos emblemáticas y dignas de ser mencionadas, son respecto a la historia de los Isu (la cual se va desbloqueando con unos puzles de exploración bastante interesantes) y la historia de los dioses nórdicos.

Un factor importante que tuvimos que experimentar en toda esta reseña, es lo inestable del motor utilizado. Se nos hizo bastante preocupante las veces que el juego se crasheaba (intentando sacar captura, revisando contenido online, avanzando en algunas cinemáticas) o que simplemente se bloqueaba (luego del texto el juego no progresaba, teniendo que esperar 1 minuto para que terminara el diálogo, por ejemplo). A pesar de que se entiende que este fue un año excepcional y entendemos las dificultades, no podemos de hacer énfasis en este punto. Tuvimos que levantar varios reportes de errores, cuando se levantaba la ventana que nos permitía informarlo. Esperamos que en futuros parches arreglen la estabilidad del software (en PC, por lo menos).

Gráficas

Vamos a dejar en 2 apartados este tema. Por el lado de los escenarios, no tengo nada más que elogios. Cada Assassin´s Creed ha dejado la vara alta en los modelados y realismo de los paisajes. En particular, los paisajes han sido de un disfrute y digno de generar fondos de pantalla, y este título no es la excepción. Nos hubiera gustado disfrutar aún más los parajes nórdicos que el británico, pero son opiniones personales. Ahora, en cuanto al modelado de los personajes, matices. Por una parte, la generación de las cinemáticas en tiempo real es algo digno de destacar del motor. Acá se puede apreciar las texturas y lo fluído del modelado. Por otro lado, estos modelados se notan bastante toscos y con poca interacción con otras texturas (como con el equipamiento), con lo que aún hay detalles que se pueden seguir puliendo.

Audio/OST

El audio del juego está dirigido en conjunto por 3 compositores. Para sorpresa de muchos, retorna un veterano de la saga de Assassin’s Creed, Jesper Kyd, a ponerle manos en los temas. Junto a él, también regresa Sarah Schachner, quién estuvo a cargo de AC:Origins. Finalmente, el OST cuenta con la participación de Einar Selvik, compositor que estuvo detrás de la exitosa serie televisiva «Vikings«. Esta trinidad entrega un trabajo soberbio y digno de resaltar.

Especificaciones

La especificaciones para PC son las siguientes:

Configuración mínima – Preset Bajo 1080p 30 FPS

  • Procesador (AMD / INTEL): Ryzen 3 1200 – 3.1 Ghz / i5-4460 – 3.2 Ghz
  • RAM: 8 GB (Dual-channel mode)
  • T.Video: AMD R9 380 – 4GB / GeForce GTX 960 4GB
  • Almacenamiento: 50 GB HDD (SSD Recomendado)
  • SO: Windows 10 (64-bit solamente)
  • DirectX Version: DirectX 12
  • Adicional: Requiere soporte GPU con DirectX 12 (Nivel 12_0)

Configuración Recomendada – Preset alto 1080p 30 FPS

  • Procesador (AMD / INTEL): Ryzen 5 1600 – 3.2 Ghz / i7-4790 – 3.6 Ghz
  • RAM: 8 GB (Dual-channel mode)
  • T.Video: AMD RX 570 – 8GB / GeForce GTX 1060 – 6GB
  • Almacenamiento: SSD (50 GB)
  • SO: Windows 10 (64-bit solamente)
  • DirectX Version: DirectX 12
  • Adicional: Requiere soporte GPU con DirectX 12 (Nivel 12_0)

Configuración Recomendada – Preset alto 1080p 60 FPS

  • Procesador (AMD / INTEL): Ryzen 7 1700 – 3.0 Ghz / i7-6700 – 3.4 Ghz
  • RAM: 8 GB (Dual-channel mode)
  • T.Video: AMD Vega 64 – 8GB / GeForce GTX 1080- 8GB
  • Almacenamiento: SSD (50 GB)
  • SO: Windows 10 (64-bit solamente)
  • DirectX Version: DirectX 12
  • Adicional: Requiere soporte GPU con DirectX 12 (Nivel 12_0)

Configuración 2K – Preset Muy Alto 1440p 30 FPS

  • Procesador (AMD / INTEL): Ryzen 7 2700X – 3.7 Ghz / i7 – 7700 – 3.6 Ghz
  • RAM: 16 GB (Dual-channel mode)
  • T.Video: AMD Vega 56 – 8GB / GeForce GTX 1070 – 8GB
  • Almacenamiento: SSD (50 GB)
  • SO: Windows 10 (64-bit solamente)
  • DirectX Version: DirectX 12
  • Adicional: Requiere soporte GPU con DirectX 12 (Nivel 12_0)

Configuración 2K – Preset Muy Alto 1440p 60 FPS

  • Procesador (AMD / INTEL): Ryzen 5 3600X – 3.8 Ghz / i7 – 8700K – 3.7 Ghz
  • RAM: 16 GB (Dual-channel mode)
  • T.Video: AMD RX 5700XT – 8GB / GeForce RTX 2080 S – 8GB
  • Almacenamiento: SSD (50 GB)
  • SO: Windows 10 (64-bit solamente)
  • DirectX Version: DirectX 12
  • Adicional: Requiere soporte GPU con DirectX 12 (Nivel 12_0)

Configuración 4K – Preset Ultra Alto 2160p (4K) 30 FPS

  • Procesador (AMD / INTEL): Ryzen 7 3700X – 3.6 Ghz / i7 – 9700K – 3.6 Ghz
  • RAM: 16 GB (Dual-channel mode)
  • T.Video: AMD RX 5700XT – 8GB / GeForce RTX 2080 – 8GB
  • Almacenamiento: SSD (50 GB)
  • SO: Windows 10 (64-bit solamente)
  • DirectX Version: DirectX 12
  • Adicional: Requiere soporte GPU con DirectX 12 (Nivel 12_0)

Conclusión

Assassin’s Creed: Valhalla entrega un cierre de trilogía con matices. Por una parte, la cantidad de contenido puede satisfacer a los fanáticos más acérrimos. La incorporación de la aventura de los dioses es digna de reconocer que es bastante buena y se agradece como objetivo secundario. Los paisajes y terrenos, una vez más, resultan de un trabajo pulcro y disfrutable a más no poder. La música resalta todo el aire nórdico y solitario de la historia y la primera parte del juego debería ser algo que se puede sacar mucho más provecho en un futuro.

Pero también este juego, una vez invertido sobre 30 horas, empieza a mostrar puntos de fatiga en el contenido, ya que nos encontramos con un fuerce de cumplimiento de objetivos secundarios previo a la línea principal y que deja bastante que desear a los jugadores que disfrutan del mundo abierto pero no pueden invertir mucho tiempo. Su sistema de combate y progresión, si bien es una novedad, se desequilibra una vez te encuentras en la mitad del juego, dejando de tener sentido el control de dificultad, y su sistema de equipo, si bien no abusa como en su entrega anterior, esta vez escasea y carece de mucho sentido al final. La versión que jugamos se encuentra con muchos errores presentes y que pueden dejar a más de uno con un sabor amargo. Y finalmente, el final del título deja una satisfacción desabrida para el esfuerzo y tiempo que se invierte. Esperamos que los DLC’s vengan a suplir esa falta de recompensa.

Evaluación

mPN1E8HmPN1E8HmPN1E8H:3,6/5,0


UAFD1MZ: Malo

mPN1E8H: Solo recomendable para reírse de el juego

mPN1E8HmPN1E8H: Recomendable solo para fanáticos del juego/franquicia

mPN1E8HmPN1E8HmPN1E8H: A pesar de tener defectos es recomendable para la mayoría del público

mPN1E8HmPN1E8HmPN1E8HmPN1E8H: Buen juego

mPN1E8HmPN1E8HmPN1E8HmPN1E8HmPN1E8H: Excelente juego

Comentarios

comentarios

What's your reaction?
0%
100%
0%
0%
0%
0%
About The Author
Snow
Cofundador de PAWA!, programador empedernido, game developer en potencia, retocador y editor de photoshop a la rápida, diseñador web, de BD, de café y un gamer 25/8. PAWA! Co-Founder and Journalist. Programming like a boss, game dev master, PSD lover, Web Dev, coffee maker and a 25/8 gamer.